Lo recuerdo perfectamente. Tenía 18 – 20 años y deseaba perder peso como fuera. Nunca he sido una sílfide, pero en esa época, o llevabas la talla 34 o estabas fuera de peso. Así que, ni corta ni perezosa, me bajaba al supermercado a gastarme UN PASTÓN en yogures 0% de sabores, salchichas de frankfurt de pavo, quesitos light y demás. Resultado? Ni un gramo perdido, comiendo mal, pasándolo mal y frustrada.
¿Por qué no funcionan éstos alimentos para bajar de peso?
Veamos primero qué es un alimento “light”. Para que un fabricante pueda poner esta palabra en su producto, se han de dar 2 circunstancias:
1- Que exista su versión entera, no light
2- Que tenga como mínimo un 30% menos de kilocalorías que su homólogo

Estos alimentos suelen ser muy pobres nutricionalmente y, aunque les quitan grasas o azúcares, también pierden otra serie de nutrientes que son necesarios.

La parte que considero más importante es la psicológica, por ejemplo:
Si voy a consumir patatas fritas de bolsa, tomaré un puñadito porque sé que contienen muchas calorías, pero si compro una bolsa que pone que son light, seguramente me atizaré toda la bolsa, porque “no engordan”. Al final, acabo ingiriendo muchas más calorías con estas supuestas patatas estupendas que si hubiera tomado una cantidad moderada de las normales.
Un caso más flagrante es el de los yogures 0%. Si, son 0% en grasas, y te los venden como si no engordaran. En ningún momento las chicas estupendas del anuncio te cuentan que los atiborran a azúcar porque si no NO SABEN A NADA.

Recordad, tan importante como la calidad de los alimentos que comemos es la CANTIDAD, asi que, si os apetece mayonesa en los espárragos, usad mayonesa HECHA POR VOSOTROS, en cantidades muy moderadas, en lugar de poneros medio bote de la mayonesa light.

5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: